Como todos los años el pasado día 15 de marzo se celebro la visita obligada al museo de Arteta.
La salida fue desde Pamplona con parada típica en la gasolinera de Arazuri y como es normal en estas salidas, alguna moto necesita llenar él deposito.
La llegada a Arteta fue de acosamiento total con tirada de cohetes incluida, nuestro amigo Ulibarrena y familia, nos dieron el cariño y simpatía que les caracteriza.


Tras improvisar una gran mesa nos dimos un homenaje a nuestros estómagos con tortillas y demás aperitivos, visita al museo y preparados para dar una vuelta en moto que el día lo estaba pidiendo.
Aunque el hombre del tiempo no-tenia ganas de que saldría el sol en este día rompió todas las previsiones. 

arteta08

Foto de la mitad del grupo y para el siguiente reportaje cambiaremos de fotógrafo.